El pasado 3 de octubre falleció el que fuera profesor de Montearagón D. Miguel Cabré. Escultor de reconocido prestigio, durante varios años impartió la asignatura de Dibujo y Artística. Nos unimos al dolor de su familia. D.E.P.
 
Carlos Díez Galán ha enviado esta reseña
 

IN MEMORIAM

 
Enterarme del fallecimiento de Miguel Cabré; profesor mio de dibujo en Montearagón, me devolvió en un momento a la infancia, a esa etapa del colegio, con sus estudios y los mejores momentos para mí.... la asignatura de dibujo; Miguel ya vio en mí el interés y la mano de Apolo que tuvo a bien rozarme, si quiera un poco.
 
Apostó por mí, incluso me llegó a pagar el marco de un cuadro para que pudiera presentarme a un concurso de dibujo fuera del colegio y que yo no podía pagarme; y así, de lo que sembró, luego nació la espiga, y aunque no me dedique a ello de manera profesional, la escultura y la pintura siempre han sido compañeros amables de viaje en esta vida. Cuando lo necesité, Miguel me enseño técnicas de escultura en su taller en el barrio de Torrero, y acudió a mi primera exposición de escultura en la ciudad, y de alguna manera siempre estuvo ahí.
 
Al igual que él, trabajo el realismo y lo traslado al barro, escayola y finalmente a la fundición de bronce, y no cabe duda, de que él fue el culpable, bendito culpable, de que yo desarrollase este arte. De alguna manera y con humildad, me siento la continuidad en esta vida de este hermoso oficio artístico de escultor al que se dedico mi profesor.
 
A él le dedico mis esculturas, con todo mi cariño y respeto.
 
Carlos Díez Galán