El sábado 15 de febrero visitamos el Museo Diocesano de Zaragoza.

Fue una ocasión fantástica de conocer el Museo Diocesano, con un guía excepcional: Javier Borobio, Antiguo Alumno (’86), arquitecto autor de la Rehabilitación del Palacio Arzobispal y experto en restauración del patrimonio. Junto con la guía del Museo, nos contó las aventuras que supuso una intervención de esa envergadura.

Algunos de los Antiguos Alumnos trajeron a sus familias, y en total estuvimos dieciséis personas, un número perfecto para poder hacer la visita con comodidad. José Luis Briceño, Miguel Ángel Morer y Luis García Pellicer fueron algunos de los que se apuntaron. También participó Salvador García Lasheras (88), que trabaja en el Museo y nos atendió cuando llegamos.